TEMPERATURA DE LA CALEFACCION Y AIRE ACONDICIONADO PARA AHORRAR ENERGIA:

 

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los edificios (RITE) establece en su instrucción técnica I.T. 3 los valores límite de las temperaturas del aire por razones de ahorro energético:

a) La temperatura del aire en los recintos calefactados no será superior a 21 ºC, cuando para ello se requiera consumo de energía convencional para la generación de calor por parte del sistema de calefacción. (invierno)

b) La temperatura del aire en los recintos refrigerados no será inferior a 26 ºC, cuando para ello se requiera consumo de energía convencional para la generación de frío por parte del sistema de refrigeración. (verano)

c) Las condiciones de temperatura anteriores estarán referidas al mantenimiento de una humedad relativa comprendida entre el 30% y el 70%.

Por razones de ahorro energético se limitarán las condiciones de temperatura en el interior de los establecimientos habitables que estén acondicionados, situados en los edificios y locales destinados a los siguientes usos:

a) Administrativo.

b) Comercial: tiendas, supermercados, grandes almacenes, centros comerciales y similares.

c) Pública concurrencia:

        – Culturales: teatros, cines, auditorios, centros de congresos, salas de exposiciones y similares.

        – Establecimientos de espectáculos públicos y actividades recreativas.

        – Restauración: bares, restaurantes y cafeterías.

        – Transporte de personas: estaciones y aeropuertos.

También es recomendable aplicar estos límites en viviendas, ya que, según la OCU cada grado menos en el termostato de calefacción se traduce en un 7% menos en la factura.

Las limitaciones anteriores se aplicarán exclusivamente durante el uso, explotación y mantenimiento de la instalación térmica, por razones de ahorro de energía, con independencia de las condiciones interiores de diseño establecidas en la I.T. 1.1.4.1.2 o en la reglamentación que le hubiera sido de aplicación en el momento del diseño de la instalación térmica.

Cuando no sea preciso aportar energía para el calentamiento o enfriamiento del aire los valores se regirán exclusivamente por criterios de confort según los requisitos de la IT 1.1.4.1.2. (temperaturas operativas para el diseño de las instalaciones). Asimismo, no tendrán que cumplir dichas limitaciones de temperatura aquellos recintos que justifiquen la necesidad de mantener condiciones ambientales especiales o dispongan de una normativa específica que así lo establezca, que deberán estar separados físicamente del resto de locales.

Cabe destacar que estas limitaciones de temperatura por razones de ahorro energético se entenderán sin perjuicio de lo establecido en el anexo III del Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo (desarrollo normativo de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales). Este R.D. 486/1997 establece las siguientes condiciones de temperatura en los locales de trabajo cerrados:

a) La temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 ºC.

La temperatura de los locales donde se realicen trabajos ligeros estará comprendida entre 14 y 25 ºC.

b) La humedad relativa estará comprendida entre el 30 y el 70 por 100, excepto en los locales donde existan riesgos por electricidad estática en los que el límite inferior será el 50 por 100.