Esta propuesta se elevará al próximo pleno y una vez aprobada habilitará al municipio a permitir como régimen especial la realización de nuevas edificaciones o usos asociados en la zona de flujo preferente, siempre que cumplan determinados requisitos y sin perjuicio de las normas adicionales que establezca la Comunidad Autónoma de Murcia
 
La comisión de pleno de Urbanismo y Transición Ecológica ha solicitado hoy la declaración de alta inundabilidad para el municipio de Murcia con la finalidad de garantizar los futuros desarrollos urbanísticos que se produzcan en el territorio a la vez que se garantice la seguridad de todos los ciudadanos e interesados.

Así lo ha explicado hoy el concejal de Urbanismo y Transición Ecológica, Andrés Guerrero, que ha recalcado que “nuestro principal objetivo al hacer esta solicitud es que el crecimiento del municipio no se vea comprometido, asegurando la viabilidad de los proyectos urbanísticos presentes y futuros pero también la seguridad de todos los vecinos y vecinas del municipio”.

El Reglamento de Dominio Público Hidráulico establece que en los municipios en que al menos un tercio de su superficie esté incluida en la zona de flujo preferente o que por la morfología de su territorio tengan una imposibilidad material para orientar sus futuros desarrollos hacia zonas no inundables, se podrá permitir como régimen especial la realización de nuevas edificaciones o usos asociados en la zona de flujo preferente, siempre que cumplan determinados requisitos y sin perjuicio de las normas adicionales que establezcan las comunidades autónomas.

Además, el Consistorio contactará con la Dirección General de Ordenación del Territorio para coordinar actuaciones que determinen las zonas inundables y la necesidad de adaptación del planeamiento.

Por otro lado, Andrés Guerrero ha explicado que es la intención del Ayuntamiento realizar un estudio técnico, conjuntamente con la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y la CARM, para redefinir con mayor precisión y rigor técnico el ámbito de afección de las zonas de flujo preferente. En este sentido, el objetivo es reconsiderar y unificar, conjuntamente con estas dos administraciones, los diferentes proyectos en materia de inundabilidad, y plantear la adopción de medidas, así como la realización de los estudios, proyectos y, en su caso, obras de infraestructura, que reduzcan la vulnerabilidad del municipio y los efectos y daños a las personas y bienes que podrían derivar del riesgo de inundación, dada de la situación expuesta en la que se encuentra el municipio de Murcia.

78,5 millones de metros cuadrados afectados

En 2016 se modificó el Reglamento de Dominio Público Hidráulico, estableciendo importantes limitaciones a las nuevas edificaciones que se encuentren en las zonas de flujo preferente. Estas zonas afectan a una superficie total de 78,5 millones de metros cuadrados dentro del municipio de Murcia.

A efectos prácticos, cabe destacar que en los sectores de suelo urbanizable sectorizado en tramitación pero que no hayan finalizado sus obras de urbanización a 30 de diciembre de 2016 no se podría proseguir con esta tramitación. Asimismo, aquellos sectores ya aprobados definitivamente no podrían ejecutarse.

En esta situación se encuentra todo el planeamiento de desarrollo del crecimiento residencial perimetral de la ciudad, entre otros los sectores de Barriomar, San Benito, Los Dolores, Puente Tocinos, Zarandona, Aljucer, Santiago y Zaraiche o La Alberca. En total, son 85 planes parciales que afectan a más de 10 millones de metros cuadrados.

Cabe destacar también que los equipamientos situados en todo tipo de suelo, incluido el urbanizado, no podrían ejecutarse. Esto afecta a casi 3 millones de metros cuadrados.

En cuanto a las zonas de suelo urbano especial y urbanizable especial, así como otras normas afectadas de suelo no urbanizable con tolerancia de edificación, no podrían autorizarse licencias de construcción. Afecta a 15,6 millones de metros cuadrados.