España se ha sumado a la Powering Past Coal Alliance (PPCA). La PPCA es una coalición de gobiernos, empresas y organizaciones nacionales y subnacionales que trabajan para avanzar en la transición de la generación de energía a base de carbón a una energía limpia. La gran alianza contra el carbón.

El Gobierno ha hecho este anuncio durante la London Climate Action Week para acelerar la transición energética y como preparación de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26), que se celebrará el próximo mes de noviembre en Glasgow.

Junto a España se han sumado a la lista, Croacia, Montenegro, Macedonia del Norte y Albania. En total, los miembros de la PPCA ahora incluyen a 25 gobiernos europeos con 134 GW de capacidad de carbón retirados desde 2010 o programados para retirarse antes de 2030.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho en un mensaje de vídeo que “necesitamos dar pasos concretos hacia una eliminación global de la energía del carbón en la COP26 en Glasgow. España está plenamente comprometida con este objetivo. En los últimos tres años, hemos cerrado una gran parte de nuestra propia capacidad de carbón. También hemos adoptado una estrategia pionera de transición justa para eliminar el carbón lo antes posible, pero al mismo tiempo para invertir en la recuperación económica en las áreas donde se cerraron las plantas de carbón. Estamos convencidos de que esta transición puede ser un catalizador para nuevas oportunidades, pero debemos prestar atención a los impactos que pueden surgir cuando la hagamos realidad”.

El Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) considera una buena noticia el anuncio del Gobierno español de adhesión a la Powering Past Coal Alliance (PPCA).

“La eliminación gradual del carbón es el primer paso necesario para la transición a una economía de carbono cero, por lo que acogemos con satisfacción la decisión de España de unirse a la PPCA con una eliminación gradual del carbón alineada con el acuerdo de París”, explica Carlota Ruiz-Bautista, abogada ambiental de IIDMA. “Desde el 2018 el gobierno español ha realizado esfuerzos para desarrollar una estrategia de transición justa que ha dado confianza a las regiones carboníferas y ha hecho que la resistencia a los cierres haya disminuido. Ahora el Gobierno necesita trabajar con las empresas para terminar el trabajo y cerrar las plantas restantes lo antes posible, con 2025 como fecha límite».

 

El modelo de transición justa de España es un ejemplo

España va camino de quedar libre de carbón en un tiempo récord, cerrando el 85% de su capacidad total de carbón en solo cuatro años, de 2018 a 2022. En 2019 y 2020, el país cerró todas sus minas de carbón y más de la mitad de la capacidad instalada de sus centrales térmicas.

«Con sus ejemplares planes de transición justa para los trabajadores del carbón y las comunidades afectadas, España es un modelo a seguir para los países de todo el mundo que buscan acelerar la eliminación del carbón de manera justa y, a través de la PPCA, compartirá sus mejores prácticas antes de la COP26», aseguran desde la PPCA.

Fuente: El periódico de la energía