Imagen de la Rueda de prensa de la Junta de Gobierno

El Ayuntamiento adquirirá cinco vehículos híbridos para su parque móvil 

Esta iniciativa, que es uno de los compromisos de ALEM con la UE, busca reducir el consumo de combustibles fósiles y las emisiónes de CO2 a la atmósfera.

La empresa Labasa será la que suministre estos coches, de marca Toyota, por un importe de 108.000 euros, que han sido subvencionados gracias a un convenio suscrito con la Dirección General de Administración Local de la Comunidad Autónoma.
 
Así, estos vehículos consumen alrededor de 3,9 litros a los 100 kilómetros, produciendo únicamente 89 gramos de CO2 cada kilómetro.
 
Esto es posible porque, mientras en el arranque hay un consumo cero de gasolina –puesto que se maneja con el sistema eléctrico-, en la conducción normal se simultanean ambos motores y en la aceleración a fondo se usan los dos. Además, se aprovecha la desaceleración para recuperar energía y recargar la batería.
 
De esta forma se cumple otra de las medidas de la Estrategia Local contra el Cambio Climático, creada por el Alcalde, Miguel Ángel Cámara, a finales de 2007 y en la que establecía que se iría sustituyendo progresivamente la flota municipal de vehículos por otros más eficientes.
 
Así, el Ayuntamiento y ALEM está llevando a cabo distintas medidas para fomentar el uso de este tipo de coches.
 
Hay que recordar que hace algunos meses el Alcalde firmó un protocolo de actuaciones con Iberdrola para diseñar una red de carga de vehículos eléctricos y la adquisición de equipos e instalación de los mismos en espacios públicos.
 
El interés del Ayuntamiento por incentivar el uso de este tipo de vehículos se demuestra en que la fiscalidad municipal recoge desde 2008 una bonificación del 30% en el impuesto de vehículos durante los tres primeros años para los coches eléctricos o con bajas emisiones contaminantes. Este año casi un millar de personas se beneficiarán de la medida.