Nueva iniciativa del MITECO para impulsar las comunidades energéticas locales

 

 

Con el objetivo de recabar propuestas e iniciativas relacionadas con las comunidades locales, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha lanzado una expresión de interés que ayudará a definir las líneas estratégicas de actuación del Plan de Recuperación en este ámbito. Se acaba de activar esta Consulta y permanecerá abierta hasta el próximo 26 de febrero 2021.

 

Se trata de visibilizar iniciativas que promueven las comunidades energéticas como nuevos modelos participativos en la producción energética. Un ejemplo organizativo controlado por un conjunto de ciudadanos, pymes o entidades locales con el que se pretende avanzar más rápidamente hacia un sistema eléctrico cien por cien renovable.

 

Su activación implica no sólo un mayor ahorro en costes energéticos para los consumidores domésticos, industriales, del sector servicios o público, sino que el foco se centra en el papel relevante de la generación rápida de actividad y empleo, de forma directa y también por el efecto tractor sobre las distintas cadenas de valor locales. La finalidad es obtener esos beneficios económicos y sociales para los socios o área local, pero también impulsar la utilización de tecnologías más eficientes y limpias, como el autoconsumo, que contribuye de forma directa a mitigar los efectos derivados de la emergencia climática y las situaciones de vulnerabilidad y pobreza energética, con estos nuevos modelos que garantizan el derecho de acceso a la energía colocando al consumidor en el centro de la ecuación.

 

Palanca de recuperación

El desarrollo de comunidades energéticas locales representa una interesante palanca de recuperación al reducir los costes energéticos de consumidores domésticos, industrias y empresas, y sector público; y al propiciar la generación rápida de actividad y empleo y generar un efecto tractor sobre distintas cadenas de valor locales, replican desde el MITECO, que pone el foco en su carácter participativo y abierto a nuevos actores.

Se trata de un modelo democratizado, más flexible, de producción cercana al punto de consumo, generador de actividad económica local y, sobre todo, respetuoso con el entorno natural. Además de favorecer el desarrollo del autoconsumo y la eficiencia energética, incrementa la mejor integración de las infraestructuras energéticas en el territorio, la reducción de pérdidas por transporte y distribución, el aprovechamiento del espacio urbano para la generación renovable, una mayor concienciación energética y climática en la sociedad y la activación de nuevos modelos de negocio.

 

Desarrollo normativo

Cabe recordar que las comunidades de energías renovables fueron reguladas en julio pasado, a través de Real Decreto-ley 23/2020, por el que se aprueban medidas en materia de energía y en otros ámbitos para la reactivación económica. En paralelo a esta manifestación de interés, el Gobierno ultima su desarrollo normativo tras realizar una consulta pública previa al objeto de recabar la opinión de la sociedad y las partes interesadas.

Pueden ampliar información en este enlace.

 

FUENTE: MITECO