La ciudad de Murcia está siendo pionera en la implantación de un pavimento reflectante que contribuirá a una mejor calidad de vida y bienestar a través de la reducción de la temperatura ambiental y del suelo.

Se trata del proyecto ‘Life Heatland’, que busca minimizar el efecto de calor urbano mediante el uso de nuevos aglomerados de alta reflectancia –asfalto en frío, ‘coolpavement’–con menos almacenamiento solar que los convencionales.

Murcia cuenta desde el pasado febrero con un total de 24.000 m2 de superficie asfaltada, que comprenden siete calles, de las cuales seis fueron pavimentadas con asfalto en frío (calle Monte Carmelo, calle Sauce, calle Carmen Conde, calle Valle Inclán, Avenida Pío Baroja y calle Pintor Almela Costa) y una con asfalto tradicional (calle Lope de Rueda) con el objetivo comparar los datos que se obtengan mediante esta iniciativa.

La concejala de Agenda Urbana y Gobierno Abierto, Mercedes Bernabé, junto a los técnicos del Servicio de Programas Europeos, ha visitado esta mañana una de las arterias donde se está actuando con el fin de analizar los primeros resultados extraídos después de 120 días de su implementación.

Estas conclusiones se han obtenido a partir de las mediciones efectuadas por los cuatro dispositivos de control instalados en la zona al efecto, así como de los ensayos realizados in situ regularmente.

De esta manera, la temperatura media de la superficie del pavimento reflectante es entre 7ºC y 11ºC inferior a la de la superficie del asfalto convencional. También varía el nivel del ruido ambiental de la zona, 3 dB(A) inferior, lo que equivaldría aproximadamente a una reducción del tráfico a la mitad.

Asimismo, se concluye que en las calles con pavimento reflectante la luminancia es el doble que en la de asfalto convencional, lo que haría estas vías mucho más visibles para los conductores y viandantes y, por tanto, supondría una reducción de luz de alumbrado público. Además, la reflectancia solar es cuatro veces superior, lo que implica que absorbe menos calor.

Cabe destacar que, desde su implementación, el pavimento reflectante ha ido perdiendo el color amarillento para dar paso a un tono grisáceo.

“Nos encontramos ante los primeros resultados, pero por delante queda todavía unos meses de monitorización de la zona de actuación para determinar la mitigación del efecto de isla de calor urbana a través del modelo matemático que estamos desarrollado”, explica Mercedes Bernabé.

Un proyecto financiado con fondos europeos

El Proyecto ‘Life Heatland’ (LIFE16 CCA/ES/000077) está cofinanciado por la Unión Europea con un presupuesto global de 1.359.221 euros y una duración prevista de tres años.

En palabras de Mercedes Bernabé, “este proyecto prevé desarrollar un modelo matemático para predecir el efecto de la implantación del pavimento en otras áreas urbanas, así como demostrar el equilibrio financiero de la nueva tecnología”.

Para ello, desde el inicio se instalaron cuatro torres de medición que, a lo largo del programa de pruebas, permitirán obtener 1,5 millones de datos, puesto que registrarán, cada 30 minutos, 24 horas/día y durante dos años, los siguientes parámetros: temperatura de la superficie del pavimento, temperatura del aire, humedad, velocidad del viento, irradiación solar, nivel de iluminación y ruido.

La finalidad es lograr como resultado una disminución de la temperatura del aire de 1,5ºC y en la superficie del pavimento de 10ºC, además de un ahorro de energía del 7% para dispositivos de refrigeración y del 5% para alumbrado público.

El Ayuntamiento de Murcia, a través de las concejalías de Agenda Urbana y Gobierno Abierto y la de Fomento, está desarrollando esta iniciativa en colaboración con la Asociación Empresarial Centro Tecnológico de la Construcción de la Región de Murcia (CTCON), la empresa constructora CHM Obras e Infraestructuras, la Federación Regional de Empresarios de la Construcción de Murcia (FRECOM) y Clúster del sector de la Construcción de Eslovenia.

“La ejecución de este proyecto europeo supone un paso más en el camino hacia la implementación de políticas urbanas sostenibles que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en el marco de la Agenda Urbana Murcia 2030, y con el Plan de Adaptación y Mitigación del Cambio Climático del Ayuntamiento”, concluye Mercedes Bernabé.

_Más información_:
https://HeatLandLife.eu/

Twitter: @HeatlandL