En el BOE de 22 de diciembre de 2021 se ha publicado el Real Decreto-ley 29/2021, de 21 de diciembre, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito energético para el fomento de la movilidad eléctrica, el autoconsumo y el despliegue de energías renovables. Con este R.D.-ley se mantienen en vigor las reducciones fiscales sobre la electricidad, y los descuentos aplicados sobre el bono social para contener el impacto de los elevados precios mayoristas sobre los consumidores –especialmente los vulnerables– y sobre la recuperación económica justa tras la crisis sanitaria. Además, entre otras medidas de apoyo, se incluyen reducciones fiscales sobre los tributos locales para la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos, se facilita que las empresas industriales hagan autoconsumo compartido y se aumentan los plazos intermedios de la tramitación de nuevas instalaciones de renovables.

Respecto a la movilidad eléctrica en el ámbito urbano, destacan tres aportaciones muy relevantes:

El establecimiento de la Declaración Responsable como instrumento jurídico para la instalación de puntos de recarga

Para la instalación de puntos de recarga no podrá exigirse por parte de las administraciones públicas competentes, en particular los Ayuntamientos, la obtención de licencia o autorización previa de obras, instalaciones, de funcionamiento o de actividad, de carácter medioambiental ni otras de clase similar o análogas, excepto en edificaciones del patrimonio histórico-artístico con la categoría de bien de interés cultural.

Las licencias o autorizaciones previas serán sustituidas por declaraciones responsables.

La declaración responsable permitirá realizar la instalación del punto de recarga e iniciar el servicio de recarga energética desde el día de su presentación, sin perjuicio de las facultades de comprobación, control e inspección de las administraciones públicas competentes, en particular los Ayuntamientos.

Respecto a los procedimientos de licencias o autorizaciones previas para la instalación de puntos de recarga que se hubieran iniciado antes de la entrada en vigor de este real decreto-ley, se regirán por la normativa anterior.

El establecimiento de dotaciones mínimas de recarga de vehículos eléctricos en aparcamientos adscritos a edificios de uso distintos al residencial o estacionamientos existentes no adscritos a edificios.

Antes del 1 de enero de 2023, todos los edificios de uso distinto al residencial privado que cuenten con una zona de uso aparcamiento con más de veinte plazas, ya sea en el interior o en un espacio exterior adscrito, así como en los estacionamientos existentes no adscritos a edificios con más de veinte plazas, deberán disponer de las dotaciones mínimas de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos tipificadas en el R.D.-ley: con caracter general una estación de recarga por cada 40 plazas o fracción, hasta 1.000 plazas, y una estación de recarga más por cada 100 plazas adicionales o fracción (en el caso de la Administración General del Estado, serán 20 plazas hasta 500 plazas– y una estación más por cada 100 plazas o fracción).

El establecimiento de deducciones fiscales en el tipo impositivo del IBI, en la Cuota municipal y en el ICIO.
El R.D.-ley modifica el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, al objeto de que los ayuntamientos puedan realizar en las ordenanzas fiscales la aplicación de las siguientes bonificaciones para nuevas infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico:

    - Hasta el 50% del IBI a favor de los bienes inmuebles en los que se hayan instalado puntos de recarga para vehículos eléctricos.
    - Hasta el 50% en la Cuota Municipal en los locales afectos a la actividad económica en los que se hayan instalado puntos de recarga para vehículos eléctricos .
    - Hasta el 90% del ICIO para la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Otras cuestiones tratadas por el R.D.-ley son:

– Se facilita la implantación de puntos de recarga en los terrenos circundantes a las carreteras del Estado, con vistas a su instalación masiva en las estaciones de servicio. Y se incorpora al ordenamiento jurídico un régimen sancionador para las distribuidoras de electricidad en casos de incumplimiento de plazos a la hora de facilitar información sobre las condiciones técnico-económicas de la instalación de puntos.

– El tipo del IVA seguirá al 10% para los pequeños consumidores, el tipo del IEE se quedará al 0,5% durante el primer cuatrimestre de 2022 y el Impuesto al 7% a la generación eléctrica estará suspendido en el primer trimestre.
– También se prorrogan los descuentos del 60% y el 70% sobre la factura de la electricidad para los consumidores vulnerables perceptores del bono social hasta el 30 de abril de 2022.
– La tramitación de proyectos de autoconsumo menores a 100 kW queda exenta de presentar garantías económicas y se autoriza el autoconsumo colectivo a través de la red de alta tensión.  Al igual que con la recarga eléctrica, el RDL actualiza el régimen sancionador para evitar retrasos en los procesos de tramitación y alta de las instalaciones.

– Se flexibilizan los plazos asociados a los hitos intermedios de la tramitación de los proyectos de plantas de producción de energías renovables.

– Se introducen medidas para flexibilizar las condiciones contractuales del suministro de gas natural a la industria consumidora.

–  Se autoriza la tramitación de instalaciones eólicas marinas que ya cuenten con autorización administrativa previa o que se refieran a prototipos o instalaciones con
un componente experimental y de I+D+i.

–  Se adoptan varias medidas técnicas para desplegar proyectos e instalaciones innovadoras y de sistemas que faciliten la gestión del sistema eléctrico, como el almacenamiento o compensadores síncronos.

Se puede acceder al texto normativo referenciado en la siguiente dirección: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2021-21096&p=20211222&tn=2