Se eleva la ambición de reducción de emisiones en Europa para 2030 al 55%

Los Jefes de Estado de los 27 países miembros han acordado, mediante Consejo Europeo, aumentar el objetivo vinculante de reducción neta de las emisiones de gases de efecto invernadero del 40% al 55% para 2030 respecto a los niveles de 1990, con el fin de alcanzar la neutralidad climática para 2050.

Este objetivo fue propuesto por la Comisión Europea en septiembre y, ahora mediante el Consejo Europeo y 20 horas de debate, han refrendado dicho objetivo, 5 años después de que se aprobara el acuerdo de París.

El punto de partida, el objetivo del 40% de reducción de emisiones, se ha visto no ser suficiente para poder llegar a la neutralidad climática en 2050. Intensificar la ambición climática servirá, además, para impulsar el crecimiento económico sostenible, crear empleo, generar beneficios medioambientales y de salud para la ciudadanía, además de contribuir al crecimiento de la competitividad mundial de la economía europea a largo plazo.

A partir de ahora, la UE deberá hacerse un esfuerzo en elaborar normas comunes de financiación ecológica. Para ello, el Consejo Europeo ha instado a la Comisión Europea a presentar una propuesta legislativa de norma de la UE antes de junio de 2021 sobre bonos verdes. También deberán evaluar la mejor forma de contribuir al objetivo para 2030 de todos los sectores económicos, así como presentar propuestas para tal fin junto con un examen del impacto económico, medioambiental y social en cada Estado miembro.

La Comisión Europea deberá también reforzar el comercio de derechos de emisión, proponer medidas innovadoras para que la industria altamente consumidora de energía sea climáticamente neutra sin perder en competitividad, pensar en otros mecanismos de ajuste de emisiones de carbono.