El Alcalde José Antonio Serrano ha inaugurado la planta piloto del proyecto VALUEWASTE que producirá más de 60.000 kilogramos de harina de proteína de alto valor biológico a través de la revalorización de 1.800 toneladas de residuos sólidos urbanos al año
 
El Alcalde de Murcia José Antonio Serrano, acompañado por la concejala de Movilidad Sostenible y Limpieza Viaria, Carmen Fructuoso, ha inaugurado esta mañana la planta piloto del proyecto VALUEWASTE de Cañada Hermosa, que ya funciona a pleno rendimiento.

En estas instalaciones se convierten los residuos orgánicos urbanos que se recogen a través del contenedor marrón ya instalado en el Barrio de La Flota, plazas de abastos, en el mercado semanal de La Fama y en las pedanías de La Alberca y El Palmar, en proteína para alimentación animal y humana, y fertilizantes.

Según las previsiones, el contenedor marrón entrará en funcionamiento en todos los barrios y pedanías del municipio en 2022

De las tres cadenas de valor del proyecto VALUEWASTE, dos se desarrollan en la nueva planta, siguiendo el siguiente proceso:

1)           Los residuos recogidos de forma selectiva por parte de Ferrovial llegan a la planta y son pretratados de forma mecánica para eliminar los impropios (fracciones no orgánicas) que estos residuos aun puedan contener.

2)           A continuación, los residuos orgánicos se someten a un proceso de digestión anaerobia desarrollado por la empresa Inderen. El proceso genera biogás y un efluente digerido con un elevado contenido en agua. En Murcia, el biogás se utilizad como combustible para la producción de calor que la planta necesita. Sin embargo, en Kalundborg, la empresa danesa Unibio está desarrollando la primera de las cadenas de valor de Valuewaste, en la que este biogás es utilizado para el crecimiento de bacterias metanotróficas que servirán para la producción de proteínas para alimentación humana y animal.

3)           A partir del efluente digerido se desarrollan las dos cadenas de valor que se evalúan en Murcia. Para ello, es necesario que este efluente se someta a un proceso de deshidratación, el cual genera un digestato sólido y un efluente líquido.

4)           El digestato se utiliza para alimentación de la larva de la mosca soldado negra en una cadena de valor desarrollada por la empresa murciana Entomo Agroindustrial. Dichas larvas se desarrollan en Cañada Hermosa, y con el tamaño óptimo son trasladadas a las instalaciones de Entomo en Cehegín, donde se deshidratan y se fraccionan en los productos de interés (sobre todo proteínas para pienso y alimentación humana).

5)           En la segunda cadena de valor demostrada en Murcia, a partir del efluente líquido, las empresas Nuresys (Bélgica) y Ekobalans (Suecia) extraen fósforo y nitrógeno que se utilizarán para la producción de biofertilizantes para nuestra agricultura.

Con este proyecto se pretende, además de concienciar a los murcianos sobre la necesidad de reciclar residuos orgánicos, producir más de 60.000 kilogramos de harina de proteína de alto valor biológico, revalorizar 1.800 toneladas de residuos sólidos urbanos al año y reducir la emisión de los gases de efecto invernadero (a través de la revalorización y producción de biogás), en 540 toneladas de CO2 al año.

El Alcalde José Antonio Serrano ha explicado que “necesitamos el tránsito hacia una economía circular con sistemas que permitan dar un nuevo valor a residuos urbanos obteniendo productos de provecho para la sociedad”.

Serrano ha añadido que “fomentaremos e incluiremos los principios de circularidad en toda nuestra actividad, así como en nuestros planes y normativas de cara a reducir el uso de recursos, evitar el despilfarro, promover las buenas prácticas, reparar en vez de desechar, compartir en vez de poseer”.

El proyecto VALUEWASTE busca la valorización de residuos urbanos obteniendo productos de alto valor para la sociedad y está financiado por la Comisión Europea a través de su línea de i+d Horizonte 2020, coordinado por el Centro Tecnológico de la Energía y el Medio Ambiente-CETENMA.

El consorcio del proyecto está formado por 17 socios de 6 países europeos y tiene un presupuesto total de 10,9 millones de euros. El proyecto comenzó en 2018 y tiene prevista su finalización en el año 2022.

VALUEWASTE propone un enfoque integrado del reciclaje de bio-residuos urbanos. Para ello, se ha implementado tres nuevas cadenas de valor que utilizarán residuos orgánicos urbanos procedentes de la recogida separada en hogares, restaurantes y plazas de abasto, como materia prima para su valorización en productos finales de alto valor en un proceso en cascada, generando beneficios económicos, sociales y ambientales: proteína para alimentación animal y humana, y fertilizantes.

VALUEWASTE se desarrolla en dos ubicaciones europeas muy diferentes, Murcia y Kalundborg (Dinamarca), con el objetivo de encontrar una solución tanto técnica como socialmente adaptada a los diferentes contextos socioeconómicos y territoriales que existen en Europa.